martes, 12 de julio de 2016

Nivel 7. Mis comunidades de interés, de aprendizaje, de trabajo y de compromiso.

En mi caso personal, participo en muchas comunidades: comunidades sociales, de aprendizaje, de práctica, docentes y docentes virtuales. En ellas, mi nivel de involucramiento es diferente. En unas participo de forma pasiva y esporádica, incluso en éstas apenas llego al nivel uno de la gráfica de Wenger, White y Smith. En otras, mi participación es más dinámica, continua, comprometida. Incluso en algunas, funjo como responsable.



Mis comunidades van desde aquellas en que básicamente las relaciones son cotidianas, cara a cara y con poco uso de los servicios de redes o correo electrónico, hasta aquellas en que todo es a través de un servicio de redes, no conozco a mis compañeros, y sólo supongo su existencia a través de facebook.

Con todas aprendo y comparto información. En los grupos de facebook de fotografía, cine, pintura y música, generalmente, sólo participo como observador, descargando y compartiendo las imágenes, los videos y artículos que ellos suben, y también mostrando mi acuerdo con lo que comparten a través de "like". En cambio, con los grupos y mis conocidos de facebook que están vinculados con las ciencias sociales o los movimientos sociales, como también con mis familiares, alumnos y compañeros de trabajo en ITESO y en la UdeG, donde mis relaciones son más cara a cara, la dinámica de intercambio de información es más intensa, y hay mayor discusión, mayor integración y  mayor convivencia.

Evaluando mis comunidades a partir de lo expuesto por Seth Godin en su presentación de Ted, me doy cuenta que donde existe una mayor libertad para crear y para permitir el surgimiento de liderazgos naturales, es en los grupos de facebook que se forman por intereses comunes, pero donde veo trabas a la creación y a los liderazgos naturales, incluso donde veo barreras para impedir eso, son justamente en las comunidades donde mis relaciones son más cara a cara y cotidianas.

También el artículo de Galvis y Leal, me permitió comprender, como profesor, que para lograr un mejor aprovechamiento educativo de los alumnos, es importante el fortalecimiento de sus relaciones como comunidad, lo cual les permitirá forjar su confianza personal, el tejido de relaciones de ayuda y solidaridad, el intercambio de información, entre otras cosas. Sin embargo, para lograr esto, veo un problema importante en el actual sistema que rige la educación superior. Es el sistema basado en créditos. Este, por sus carácteristicas basadas más en el desarrollo de competencias individuales y en la libertad de los estudiantes de elegir las materias de la curricula a cursar en el semestre, impide generar condiciones adecuadas para impulsar las comunidades de estudiantes debido a que no se fomenta la solidaridad, ni tampoco la continuidad de un grupo de estudiantes a lo largo de la carrera, a diferencia de lo que sucedía en las generaciones de estudiantes de los anteriores programas de educación superior no basados en libre elección de créditos, donde los muchachos desarrollaban una fuerte identidad grupal.

Sobre lo último que aquí comento, es un tema queamerita una más profunda discusión. Por lo pronto sólo presento esta reflexión.

Saludos y gracias por leer mi ejercicio.

5 comentarios:

  1. Héctor coincido contigo en la dificultad que significa crear comunidad en los entornos en donde se da una interacción cara a cara cuesta más trabajo porque nos enfrentamos a las personalidades, creencias, etc.
    Por otro lado ¿dentro del sistema de créditos no es posible alguna estrategia para que se pueda hacer comunidad? ¿hay algún experto que diga que esto es posible? Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil construir comunidades ideales, que fomenten la cooperación, la solidaridad, la tolerancia, la libertad y la estimulación a la creatividad, junto con permisividad y libertad en el surgimiento de liderazgos, en comunidades reales donde hay estructuras jerárquicas y de poder, pero no es imposible, incluso ahora se vuelve esa transformación una necesidad de sobrevivencia.
      En antropología de la UdeG, los muchachos recurren a crear grupos de facebook para mantener una identidad de generación, una identidad comunitaria, pero yo no he visto que generen esa fuerte identidad y cohesión que tenían los grupos que cursaban juntos toda la carrera.

      Esta es mi visión de las cosas, estimada Norma. Gracias por tus comentarios.

      Eliminar
    2. Es difícil construir comunidades ideales, que fomenten la cooperación, la solidaridad, la tolerancia, la libertad y la estimulación a la creatividad, junto con permisividad y libertad en el surgimiento de liderazgos, en comunidades reales donde hay estructuras jerárquicas y de poder, pero no es imposible, incluso ahora se vuelve esa transformación una necesidad de sobrevivencia.
      En antropología de la UdeG, los muchachos recurren a crear grupos de facebook para mantener una identidad de generación, una identidad comunitaria, pero yo no he visto que generen esa fuerte identidad y cohesión que tenían los grupos que cursaban juntos toda la carrera.

      Esta es mi visión de las cosas, estimada Norma. Gracias por tus comentarios.

      Eliminar
  2. Estimado Héctor:

    Me parece muy atinado tu copmentario, después e todo nos debemos como personas a uestra identidad social y contexto en donde vivimos, a´si que las actividades de las comunidades serían estérlies si se les alejara de lo que suscede fuera de la red y la misma institución de trabajo. Alguna vez Ignacio Ellacuría escribió una obra muy lúcida al respecto, rfiriéndose a la universidad en un país como El Salvador de los años 1970-1980 hacía la pregunta de la universidad ¿para qué? y postuló un proyecto a veces my duro de cm plir per intensamente necesario. El centro de la universidad (y de la enseñanza est{a fuera de ella misma, está en la sociedad y las comunidades, los pueblos y las personas). Saludos

    ResponderEliminar
  3. Oscar. Gracias por tu interesante comentario.

    Saludos. Héctor.

    ResponderEliminar